Jennifer – Mi Iglesia, siendo dividida en dos

Nuestro Señor Jesús a Jennifer el 4 de octubre de 2023:

Hija Mía, lloro por el mundo que continúa traspasando Mi Sacratísimo Corazón. La Tierra, hija Mía, comenzará a mecerse y a temblar mientras Yo sea testigo del templo, Mi Iglesia, siendo partido en dos. Estáis siendo testigos de la llegada de los lobos vestidos de ovejas. ¿Cómo puede un pastor guiar verdaderamente a sus ovejas si no las está uniendo en verdad sino enviándolas en una dirección que las lleva a la confusión? Soy un Dios de orden y verdad. Así como el sol sale por el este y se pone por el oeste, no cambia. El hombre no puede cambiar lo que Mi Padre ordenó desde el principio. Todo tiene un lugar y un tiempo determinados.

Hijos míos, es hora de despertar a los cambios que están marcando el comienzo en todo este mundo. Es tiempo de orar y buscar la sabiduría del Espíritu Santo. Vengo enamorado, vengo advirtiendo que: al comenzar a presenciar cómo la silla de Pedro está vacía, debéis reconocer que el tiempo de Mi visita está cerca.

No os quedéis paralizados en vuestras vidas esperando Mi regreso porque estáis aquí con la misión de ser Mis manos y Mis pies. Estáis aquí con la misión de ser Mi testigo y ejemplo en este mundo oscuro. Abre los ojos y reconoce que el desmoronamiento ha comenzado. Estoy desentrañando las mentiras y mostrándole a la humanidad la verdad. ¡Ay de aquellos que conocen la verdad, ven la verdad y, sin embargo, continúan alejándose de ella! Hijos míos, las señales vienen del Oriente y un gran fuego caerá del cielo. Cuando oigáis que los caballos son convocados desde el cielo, sabed que la mano de la justicia viene sobre el mundo que alberga los dolores del parto. (1) Volved a la oración, hijos Míos; Retornen a los sacramentos acercándose a la fuente de Mi Misericordia. Ahora salid porque yo soy Jesús y tened en paz, porque mi misericordia y mi justicia prevalecerán.

 

Versión para imprimir, PDF y correo electrónico

 

 

Notas a pie de página

  1. Probablemente los “caballos” que marcan el comienzo de los “sellos” de Apocalipsis 6, que reflejan los dolores de parto de Mateo 24; cf. Prepárate para el impacto y Los dolores de parto son reales[]
Publicado en Jennifer, Mensajes.