Luisa – Una Nueva Era de Paz y Luz

Nuestro Señor Jesús a Luisa Piccarreta el 14 de julio de 1923:

Hija Mía, el mundo entero está patas arriba, y todos esperan cambios, paz, cosas nuevas. Ellos mismos se reúnen para discutir sobre ello, y se sorprenden de no poder concluir nada y tomar decisiones serias. Entonces, la verdadera paz no surge, y todo se resuelve en palabras, pero no en hechos. Y esperan que más conferencias sirvan para tomar decisiones serias, pero esperan en vano. Mientras tanto, en esta espera, tienen miedo, y algunos se preparan para nuevas guerras, algunos esperan nuevas conquistas. Pero, con esto, los pueblos se empobrecen, son despojados de vida, y mientras esperan, cansados ​​del presente triste, oscuro y sangriento, que los envuelve, aguardan y anhelan una Nueva Era de paz y de luz. El mundo está exactamente en el mismo punto que cuando estaba a punto de venir a la tierra. Todos esperaban un gran acontecimiento, una Nueva Era, como efectivamente ocurrió. Lo mismo ahora; desde el gran acontecimiento, la Nueva Era en la que la Voluntad de Dios puede hacerse en la tierra como en el Cielo, [ XNMUX ]cf. Preparándose para la era de la paz que viene [ XNMUX ]cf. Querido Santo Padre ... ¡Él viene! – todos esperan esta Nueva Era, cansados ​​de la presente, pero sin saber de qué se trata esta novedad, este cambio, como no lo sabían cuando Yo vine a la tierra. Esta expectativa es una señal segura de que la hora está cerca.

Notas a pie de página

Publicado en Luisa Piccarreta, Mensajes.